La Comunidad Valenciana preocupada por la detección de bacterias a causa de desechos fecales

Imagina que después de tanto ahorrar para la jubilación en un buen banco como la caixa, decides darte un baño en las playa de la Devesa y han detectado bacterias fecales, fatal. 

Y es que dicha situación no es la primera vez que sucede, pues en otras tres oportunidades se ha tenido que prohibir el acceso a personas a dicho lugar y por las mismas razones. Al parecer, tiene su origen en el aumento del caudal de las aguas de riego, las cuales arrastran desechos que contienen bacterias provenientes de la zona de Sedaví -Alfafar. 

Playas cerradas

El Ayuntamiento ha procedido al cierre de las playas la Devesa y la Malvarrosa, pues les fueron detectados niveles más allá de los permitidos de Escherichia coli, dicha información seguirá actualizándose en los siguientes días hasta que sea controlada la presencia de dicha bacteria. 

La sociedad Valenciana y el medio ambiente

Se han realizado revisiones por parte del ayuntamiento donde indican que la presencia de la bacteria en las playas no se debe a las depuradoras de El Saler y Pinedo, pero sí sostienen que podrían provenir del incremento del caudal del agua que se emplea para el riego, el cual podría estar arrastrando las aguas contentivas de Escherichia coli desde Sedavi – Alfafar para desembocar de manera directa en la gola de Pujol.

Descubriendo la situación nuevamente 

En el mes de Junio, el ayuntamiento conjuntamente con Alboraya se dieron a la tarea del cierre de las playas de Patacona, Malvarrosa y Cabanyal, luego de realizarse un análisis que arrojó la presencia de bacterias coliformes en dichas agua, estudio realizado por la Conselleria de Medio Ambiente. En este mismo mes, las playas de Port Saplaya Nord de Alboraya y de la Patacona también se procedió  cerrarlas por presentar un alto nivel microbiótico más allá del parámetro permitido. 

Luego de hacerse pública tal noticia, a ella se le adiciona el hecho de que la gestión del litoral de la ciudad de Valencia es un verdadero caos. María José Catalá, vocera del ayuntamiento, mencionó al respecto que durante lo que ha transcurrido del verano este cierre de playas se ha realizado en varias oportunidades, mientras que el gobierno se ha hecho de la vista gorda para evitar tal situación, y mucho menos cuente con una explicación para ello. 

Al parecer en otras oportunidades, situaciones similares le eran atribuidas a otros municipios aledaños de forma irresponsable. Es de acotar que para que las playas se encuentren aptas para los temporadistas, estas deben ser chequeada durante el invierno, de manera que se encuentren en óptimas condiciones para la temporada de verano. El Ayuntamiento debe encargarse de ello, y de resguardar al ambiente ante este tipo de vertidos, que además de contaminante y perjudicial, da pie a una mala imagen para para el Turismo, mencionó la popular.

Según María José Catalá, esta no se trata de la primera situación que presenta esta gestión municipal, ya que según ella se han vivido otras circunstancias incómodas en la playa de Pinedo en donde las personas que allí acuden, llevan a sus mascotas aún cuando dichas zonas no se encuentran señalizadas para tal fin.