Sánchez adelantó la reapertura de fronteras con el objetivo de rescatar el turismo

Gracias a la mejoría de los datos, el Gobierno ha vuelto a adelantar sus planes de desescalada y con ello baja la presión de algunos sectores económicos, en específico el de turismo. Hace no más de una semana, insistió en la reapertura de las fronteras con los países Schengen, la misma se llevaría a cabo el 1 de julio, pero Pedro Sánchez ha rectificado de nuevo anunciando que serán reabiertas todas, menos la de Portugal, este 21 de junio, con el fin de salvar el turismo. En días recientes se presentará un plan especial para dicho sector.

A manos del Ejecutivo se está llevando cada semana la desescalada, cosa que contradice sus propias palabras rápidamente. El 4 de junio la ministra de Industria y Turismo, Reyes Maroto, se encargó de anunciar que España reabrirá sus fronteras terrestres con Francia y Portugal a partir del 22 de junio, esta fue obligada de inmediato a rectificar por Sanidad y La Moncloa. Pero lo cierto es que sus previsiones, sujetas a lo que solicitaba el sector del turismo y orientada con lo que planteaban otros países de la UE, no se encontraban iban muy desencaminadas.

En medio de todo, la excepción ha sido Portugal, pues dicho país que ha quedado como el más prudente de todos, pidiéndole a Madrid que no reabra hasta el 1 de julio, con el objetivo de evitar una llegada masiva de españoles que pueda provocar un rebrote en esta nación que valga acotar, ha logrado controlar el virus pero ahora está teniendo diversos contagios inesperados, debido a su estrecha relación con Brasil.

Sánchez y António Costa, quien es el primer ministro luso, perteneciente a la rama socialdemócrata también, pactaron que harán un gran acto de reapertura en conjunto el día 1 de julio a donde acudirán el Rey de España y el presidente de la República de Portugal para simbolizar que la pandemia se encuentra bajo control. Sánchez se dio a la tarea de comunicar en días anteriores la reapertura a los presidentes autonómicos. Entre ellos los de Baleares y Canarias, que han sido los que más han presionado en lo referente al levantamiento de los controles fronterizos por su fuerte dependencia del turismo internacional.

España aún se mantiene muy pendiente de que Bruselas realice un listado de los países con los que pueden ser reabiertas sus fronteras exteriores. Los países que estén incluidos deberán cumplir tan solo tres requisitos: su situación epidemiológica deberá ser análoga o mejor a la de la UE; deberán asumir ciertas condiciones sanitarias en origen, trayecto y destino; y tendrán que actuar con reciprocidad, esto es, deberán aceptar también el ingreso de viajeros procedentes de la UE. En tal sentido, Sánchez expresó a los presidentes autonómicos que se encuentra preocupado por la expansión de la covid-19 dentro del continente americano y también en países como Rusia.

Sin dejar a un lado el apartado de política nacional, Sánchez fue enfático en su estrategia de presión al PP con el objetivo de forzar hacia un cambio de actitud el principal partido de la oposición.